paisajes de aprendizaje

Los paisajes de aprendizaje son una herramienta pedagógica que nos permite crear escenarios educativos concretos.

Son una herramienta muy potente que se fundamenta en el punto de encuentro de las dos principales innovaciones educativas: las inteligencias múltiples y la taxonomía de Bloom.

Paisajes de aprendizaje AS

La creación de los paisajes de aprendizaje se basa en una matriz de cuarenta y ocho casillas formada por dos ejes: el de la taxonomía de Bloom y el de las inteligencias múltiples de Howard Garner.

Se evalúa mediante evidencias, es decir, todas las actividades que deben resolver los alumnos darán como resultado un producto final que servirá para evaluar la comprensión de los contenidos.

Esta herramienta integra las diferentes estrategias cognitivas a lo largo de todo el aprendizaje. El tipo de inteligencia, que se coloca en la barra horizontal, orienta el tipo de ejercicio, mientras que los verbos de la taxonomía de Bloom, que se colocan en la barra vertical, dirigen el objetivo y enfatizan la evaluación y las estrategias de aprendizaje.

La inteligencia orienta el estilo de cada actividad, el uso de materiales o la representación del aprendizaje, mientras que los verbos de Bloom dirigen el objetivo, potencian la evaluación y las estrategias cognitivas necesarias de forma consciente.

 

En el caso de los proyectos Asterisco y Punt volat, los ejercicios del eje de Gramática los hemos planteado mediante los siguientes paisajes de aprendizaje:

 

 

 

La experiencia demuestra que es una metodología efectiva, que motiva el aprendizaje.

Dado que los ejercicios presentan diferente grado de dificultad, cada alumno llegará donde llegue en función de su ritmo de aprendizaje. El profesorado puede indicar qué ejercicios se harán según el grado de dificultad.

 

Si te ha gustado la entrada, ¡comparte!